21. dic., 2015

Texto

 

Capítulo 34: "El círculo celeste"

Aquel año 1985 ya finalizaba,a pesar de todas las dificultades parecía que  con muy buenas perspectivas  para José. En lo laboral ya parecía completamente consolidado en su puesto en la empresa, además con la  creación del nuevo sindicato, las perspectivas económicas deberían mejorar un poco, aparte de aquello, José y su amigo Nelson habían logrado hacerse de algunos clientes importantes, los cuales ya comenzaban a llamarles para requerir sus servicios profesionales, lo que le significaban algunos ingresos extras. En cuanto a su labor como dirigente, el hecho de participar en dichas  actividades junto a su amiga Nancy le reconfortaba y le daba nuevos entusiasmos al ver que poco a poco se iban sumando a su grupo, algunas personas, lo cual era para todos, muy esperanzador.

Las protestas masivas que se había producido en los años anteriores, habían logrado que el gobierno acelerara los pasos que él mismo se había trazado. Es cierto que  los partidos políticos estaban aún prohibidos, pero ya se avizoraba una apertura que permitiría un pequeño espacio de libertad para los opositores al gobierno.

Pocos días antes de la Navidad, Nancy convenció a su amigo para que se "viera la suerte" con las cartas, ya sabemos que José, dada su formación y educación científica, era bastante excéptico con respecto a esto, pero al estar durante tanto tiempo en contacto con Nancy y su madre, le había tocado ver, algunos aciertos que le habían dejado muy sorprendido, eso era algo inexplicable que él atribuía a meras casualidades, pero....

Casi como un juego, esta vez José le permitió a su amiga que le "tirara las cartas" para ver que le deraba el destino en un futuro inmediato.

_ Esto que vas a ver se llama "el círculo celeste" y funciona así: Primero yo voy a barajar y revolver todas cartas de este mazo, luego las voy a dejar sobre la mesa, tú vas a cortar el mazo en dos y luego elegirás uno de los dos montoncitos...¡Ya poh...Hazlo! Le pidió la morena.

José hizo lo que se le pedía y luego de escoger un  grupo de cartas, Nancy comenzó a sacar una y ponerla dada vueltas sobre la mesa, luego otra y otra hasta completar en total doce, las cuales formaron un perfecto círculo,mientras José la observaba sonriendo, ella le explicaba:

_ Esto sólo se puede hacer durante el mes de Diciembre, de preferncia un día martes o viernes...O sea hoy es perfecto.

Luego poniéndose muy seria comenzó a voltear cada una de las cartas, al hacerlo se quedaba un rato pensando sin decir nada, cuando completó el círculo, movió su cabeza negativamente, se mordió uno de sus labios, como hacía cada vez que se sentía nerviosa y ante la expectación de José que la observaba atentamente comenzó a hablar:

_ No es bueno lo que te sale aquí José...Pero, puede que me equivoque, en fin...Mejor te lo diré:

_ Las cartas me dicen que tú en estos momentos estás muy bien, al menos en lo laboral y económico...Tienes un amigo que siempre está contigo...Debe de ser El Nelson...Ves esa carta del Rey de copas indica que tienes un amigo y que comparten mucho juntos...

José la interrumpió:

_ ¡Pero eso tu lo sabes...No me estás diciendo nada que ya no sepa!

Ella parecía estar muy concentrada, continuó:

_  Te viene un período malo...De aquí a un par de meses vas a perder tu trabajo y eso te traerá muchos problemas como ser...cambio de casa...una de tus hijas se va a querer marchar de tu lado, al parecer por problemas en tu hogar....en fin...lo vas a pasar mal y ...

_ ¡Ah...no sigas...me estás diciendo puras cosas malas...ahora dime algo bueno...Dime...¿Que va a pasarme en lo sentimental? Preguntó José.

_ Pues, aquí figura una mujer en tu vida...una mujer que va ser importante...pero...ella no es la mujer de tu vida...

Nancy se sintió molesta, de pronto, tomó todas las cartas y comenzó a guardarlas, José pensaba que había algo más, algo que ella se había guardado e insistió:

_ ¡Se que hay algo que me estás ocultando...Ya, dime ¿Qué es?

_ ¡Nada, no hay nada más, ya está bueno...me está doliendo la cabeza!

_ No me voy a dejar sugestionar por lo que me has dicho, sé que a veces tienes muchos aciertos, pero conmigo no te va aresultar  ya que me conoces demasiado bien poh Negra. Respondió José.

Luego salieron al patio, había una gran higuera cargada de breas, cogieron algunas y después de lavarlas comenzaron a servírselas, enseguida Nancy extrajo desde su sostén un paquetito que José ya sabía lo que contenía, ella lió su cigarrillo y antes de encenderlo le advirtió a su amigo:

_ ¡ Nada de aprovecharte de mí, fumémonos un pito rapidito ya que mi mami va a regresar muy pronto!

José se largó a reír, al tiempo que le decía:

_ A tí te gusta pitear, ese es tu vicio y sabes cual es el mío...Pues tú...Como ves podemos pasarlo bien los dos.

--------------------------------------------------------------------------

Diciembre finalizó sin mayores novedades, en verano era poca la actividad para la Seccional ya que la mayoría de la gente salía de la capital para buscar en las playas del litoral un descanso veraniego.También José tuvo su período de vacaciones, en febrero  y pudo darse el gusto de disfrutar de una semana en el popular Baneario de Cartagena, viajó con su familia, pero su esposa comenzó con sus problemas y al día siguiente se volvió para Santiago.José no se desanimó y trató de disfrutar de aquel cálido veraneo junto a sus dos hijas y el pequeño que ya tenía poco más de dos añitos de edad.

Regresaron a la capital y José ocupó el resto de sus vacaciones ayudando a su amigo Nelson en unos trabajos particulares. Cuando regresó a su trabajo se encontró con varias novedades: Primero, su jefe, el Ingeniero Fuentes había renunciado para irse a trabajar a otra empresa del mismo rubro, pero en un cargo más bien remunerado, por lo cual su puesto había sido llenado con otra persona, éste desde el comienzo se propuso introducir algunos cambios, para comenzar, pidió que se le contratara un ayudante, aquello le molestó mucho al que hasta entonces se desempeñaba cumpliendo esaa funciones de manera interina, pensaba que dada su experiencia y atributos era aél a quien le correspondía ese cargo y no a alguien nuevo.Éste sujeto, de apellido Guillén, era, al igual que José, un técnico electricista, pero como llevaba muchos años en la empresa, todos le respetaban y a la vez le temían ya que tenía bien ganada una fama de "sapo, arrastrado y chupamedias del jefe"

Fisicamente era un individuo de baja estatura, rostro aguileño de mirada penetrante, lo que le daba el aire de una pequeña ave de presa.

 Y eso es lo que era, el pequeño había logrado ganarse la confianza del anterior jefe y éste le hacía caso en todo, pero cuando llegó José, comenzó a decaer la "buena estrella" de aquel y por eso, se fue formando una rivalidad entre aquellos dos hombres, ya que José poseía tantos o mejores conocimientos profesionales que aquel petiso y eso éste último no lo podía tolerar, fue por eso que comenzó a hacerñe " una guerra sucia" utilizando todas sus artimañas a fin de lograr que  su rival fuera despedido de la empresa.Pero mientras estuvo el anterior Jefe, eso no lo pudo conseguir, pero ahora las circunstancias habían cambiado y de aquello se aprovechó el "enano maldito" como le apodaban, para poner mal a José ante el nuevo jefe y cuando el Negro se descuidó un poco y cometió un ligero error, de inmediato aquello le fue comunicado al nuevo jefe, que justamente por esos días estaba buscando la manera de traer a la empresa a algunos de sus antiguos subalternos para que los contrataran y  no desperdició la oportunidad y así, a fines del mes de Marzo, José recibió su finiquito, pasando a engrosar de nuevo "el gremio de los cesantes del país".

Se había cumplido así, aunque con un cierto retraso, la primera de las predicciones de "La Bruja Nancy".