11. mar., 2016

Texto

LUWER, LA LEYENDA.

INTRODUCCIÓN NECESARIA:

A partir de hoy les comenzaré a relatar en este BLOG el PRIMER LIBRO de la obra que he titulado "LA SAGA DE LOS IUSSES". 

Ésta es una novela del género ficción histórica de la cual ya he relatado en este mismo Blog el LIBRO CUARTO, en donde les narré la historia del último rey de Varesocor. JOUSHAR IV, cuyo reinado se extendió por más de un siglo.

Antes de proceder a estos relatos he de hacer una pequeña aclaración, muy necesaria  para comprender de que se trata esta historia.

Los hechos que he de narrar en los próximos días, estan referidos a una cierta civilización que habría existido mucho antes de la llegada de los españoles al Valle de Copayapu (Actualmente Valle de Copiapó). Según estas crónicas que de manera fortuita llegaron a mis manos, hace ya muchos años, dicha civilización se extendió en lo que hoy son las regiones de Antofagasta y Atacama en el norte de CHILE.

Si nos atenemos a las crónicas que son a su vez copias de antiguos documentos, cuyo autor se hace llamar QUIQ LOT PISE,esta civilización prevaleció por un período de aproximadamente quinientos años, remontándose sus orígenes al año 400 AC.Según esas mismas fuentes, un serie de terremotos provocados por la actividad volcánica, terminó por destruir todos los vestigios y sus habitantes emigraron hacia el norte dando orígen a otras civilizaciones mucho más recientes.

Descubrimientos más recientes han encontrado algunos vestigios, como ser pinturas rupestres en las cavernas o restos de cementerios indígenas, lo cual podría dar alguna luz acerca de la veracidad de estas crónicas, más lo cierto es que no hay nada concreto con respecto a esto, por ahora, este autor solo espera que paseis algunos buenos momentos de entretención con las historias que os vois a relatar.

Pero antes de hacerlo,creo que es necesario que les cuente como se gestó esta historia y eso es lo que haré a continuación.

Hace aproximadamente unos cincuenta y cinco años atrás, hubo que demoler unas viejas casonas ubicadas en el sector antiguo de la ciudad de Copiapó, en una de ellas había estado viviendo mi familia por más de veinte años.Fue en esa ocasión cuando unos obreros encontraron un viejo baúl de madera, que pese a su aparente antiguedad se conservaba perfectamente  bien.Aquella caja fue trasladada a una bodega para ser posteriormente entregada a sus dueños o a quienes la reclamasen.

En aquella bodega aquel cajón permeneció guardado por muchos años, debajo de una ruma de diversos objetos, muebles y otros materiales, hasta que por una de esas casualidades que suelen ocurrir, uno de mis primos, que trabajaba en una empresa constructora como capatáz y a l cual no veía desde hace muchísimos años,lo rescató y se lo llevó para su casa,al abrirlo sólo encontró una colección de libros viejos y revistas que trataban de los temas más  diversos, entre ellos había muchos ejemplares de la conocida revista Selecciones de Readers Diggest y también otras, como Life, pero también libros encuadernados,muchos en inglés,  francés y alemán.

Mi primo guardó todo aquello pues le gustaba coleecionar antiguedades y objetos de arte.

Años después, con ocasión de un viaje, que por motivos de trabajo tuve que realizar a mi ciudad natal: Copiapó, en el año 2000, tuve la oportunidad de visitar a mi primo, el mismo con el cual habíamos compartidos muchos alegres episodios  en nuestra ya lejana niñez. Ambos estábamos muy emocionados y felices  de reencontrarnos después de tantos años.Mi primo se dio el tiempo de llevarme en su camioneta para recorrer todos aquellos lugares que nos recordaban momentos felices de nuestra infancia, obviamente que después de más de cuarenta años, todo era muy diferente y aquello nos producía mucha nostalgia.Fue una experiencia muy enriquecedora, pero lo mejor fue cuando, ya en su casa, él me mostró aquellos libros y revistas que conservaba como si fuera un tesoro, fue entonces cuando reconoci muchos de aquellos ejemplares, los cuales habían sido de propiedad de mi padre y que él mismo había guardado en un cajón antes de venirse con nosotros a Santiago.Su idea era la de recuperar más adelante todo aquello, lo cual por motivos de fuerza mayor, nunca sucedió, pues él nunca más pudo regresar a su ciudad.

Entre los muchos libros que recordaba había uno, que antes, cuando era yo un muchachito, siempre me había llamado mi atención. éste era un voluminoso ejemplar de tapas gruesas y lomo dorado cuyo extraño título era :Historia del Reyno de Ut", aquel libro estaba escrito en castellano antiguo y también contenía litografías y grabados en blanco y negro. Haciendo un poco de memoria recordé que en una ocasión había tratado de leerlo, pero al hacerlo tropecé con muchas dificultades para comprender algunas palabras muy extrañas, por lo cual, lo dejé de lado y preferí interesarme en otras obras que me parecieron más atractivas, como por ejemplo aquellos libros de Ocultismo y Ciencias.

Ahora volvía a tener aquel extraño ejemplar en mis manos, mi primo al ver mi interés en él, se apresuré a obsequiármelo, diciendome:

_ Después de todo, en verdad te pertenecen ya que como me has dicho todo esto perteneció a tu padre.

Acepté aquel obsequio  y lo guardé en mi bolso de viaje, ya que debería de regresar al día siguiente a Santiago.Así fue como me despedí de mi primo, al cual nunca más volví a ver y ya de regreso en la capital, reciéntuve tiempo para encargarme de aquel extraño libraco.

Lo primero que me llamó la atención era sin duda el nombre del autor: Quiq Lot Pise.

Era sin duda un nombre extraño, busqué entre las páginas del libro, algunas referencias acerca del autor, pero no la había, solo al final se explicaba que aquella obra había sido impresa el año de 1830 y era una traducción del original, pero no se especificaba ninguna fecha.

También me llamó la atención un mapa plegable, que estaba adherido al final de libro, en el se señalaban muchos nombres de lugares,pero estaban en una lengua desconocida. En dicho mapa se veían algunos lugares geográficos, como montañas, ríos y ciudades.Me entró la curiosidad y como disponía de bastante tiempo me dispuse esta vez leerlo.

De haber estado vivo mi padre (Había fallecido solo un año antes) le hubiera preguntado de a donde había sacado aquel extraño libro, pero supuse que, al igual que otros, alguien se lo había regalado, ya que mi padre había sido por largos años cartero y conocía a muchas personas que le estimaban y le regalaban frecuentemente,libros y revistas.

A medida que me adentraba en las páginas de aquella rara obra, me iba dando cuenta del valor que esta poseía, era sin duda un libro muy antiguo, me daba la impresión de que el tal Quiq Lot pise, había sido un monje o un sacerdotes, pero no estaba seguro de eso. A medida que me iba acostumbrando a aquel lenguage anticuado, mas bien arcaico, la historia que se relataba en aquel libro me fue absorviendo de tal manera que me pasé largas horas de día y de noche leyéndolo.

Pensaba, al irme adentrando en la trama, que relataba la historia de un antiguo pueblo...Pensaba que su autor era un hombre de gran imaginación,no se me pasaba por mi cabeza que todo aquello pudiera haber sido algo real y así lo consideré durante mucho tiempo. (Continuación)