11. abr., 2016

Texto

Capítulo 11: Tolin bAsi, El Mago"

No quiso esperar demasiado y así, en la primera oportunidad que se le pressentó le mostró aquella pintura al Rey, éste al verla, enmudeció, por primera vez se veía desconcertado y vacilante, El Mago esperaba anhelante, hasta que por fin Ciwutt exclamó:

_ ¡Es ella, sin duda que es la misma mujer que yo ví en mi sueño...Ahora dime ¿En donde la teneis? Pues quiero verla de inmediato en mi corte.

Tolin Basi tartamudeó.

_ Aún no la tenemos, pero sabemos donde encontrarla, sólo queríamos estar seguros de que era ella la mujer que buscais majestad.Pero te prometo que para tu cumpleaños ella estará de seguro junto a vos como te prometí.

Ciwutt devolvió la pintura al Mago y le reiteró la importancia de que cumpliera su promesa.

Cuando el  Gran Mago abandonó el salón, no sabía si estar contento o preocupado y cuando se encontró con su sirviente Snobean, se desahogó:

_ ¡Ah mi leal Snobean, en tus manos está ahora todo mi futuro, te daré los recursos que necesiteis, pero debes de partir ahora mismo, viajad aunque sea al otro lado del mundo, pero traed a esa mujer, que al menos ya sabemos que existe.

Snobean ya estaba preparado, él había urdido un buen plan y se tenía mucha confianza, pues hasta ahora nunca había fracasado en cuanta misión se le encomendara y así se lo recalcó a su amo:

_ Confiada en mi Maestro, os aseguro que aunque se oculte en el mismísimo infierno la he de traer, marcharé hoy y muy pronto tendrás noticias mía.

Y asíSnobean, un hombre misterioso, del cual nadie sabía su orígen ni su verdadera edad, se cubrió con su manto negro  y salió de la celda del mago con runmbo desconocido.Mientras Tolin Basi permanecía en silencio, meditando:

_ Pensar que de este insignificante hombrecilllo dependen los destinos, no sólo mío sino que de tantos miles ¡Que curiosos son los designios del Cielo y cuán extraño que la propia Diosa Cearit se haya encarnado en una mujercita insignificante¿ ¿Para que digo yo? Después de permanecer largo rato sumido en sus pensamientos, dijo en voz alta:

_ Sólo existe un hombre que podría decirme la verdad acerca de todas estas cosas, pero aquel, se encuentra muy lejos de aquí, aunque sé perfectamente en donde.

Tolin Basi recordaba como muchos años antes, cuando él era tan solo un estudiante en la Academia de Uve Minta, había tenido a un aventajado compañero cuyo nombre er Nuber, éste era de orígen varesio y al igual que tantos otros había viajado hasta Ituiclot, la Ciudad Sagrada para estudiar en La Academia de Todas  Las Ciencias, como también se la llamaba a Uve Minta. allí Tolin Basi había trabado amistad con tres camaradas, uno de ellos era Nuber y los tros dos: Rothuar, un joven de aspecto muy humilde, de mirada profunda y ojos magnéticos, el otro, era un hombre ya mayor que había viajado por muchas tierras y del cual se decía que en su país de orígen hsbía renunciado a ser un gran jefe, por salir a recorrer el mundo en busca del conocimiento, se llamaba Qerju, eso lo recordaba muy bien.Los cuatro se hicieron compañeros inseparables, pero una vez que salieron a cumplir sus misiones como mendicantes ya nunca más se volvieron a ver.

Tolin Basi, con sus ojos cerrados se deleitaba en sus recuerdos de estudiante.

Era la época en donde enseñaba allí, el Gran Mago Filfelina, el mismo que ahora, convertido en un pobre anciano decrépito,cae cada día más en su locura, fue en aquellos días cuando ocurrió algo que Tolin Basi y sus compañeros jamás olvidarían, de aquello habían pasado casi veinte años.

_¡Veinte años...Oh...casi lo había olvidado! Exclamó de pronto el Gran Mago, como si entre aquellos recuerdos hubiera algo de mucha importancia.

Y así era, lo que  el Gran Mago había recordado era un extraño fenómenos que por aquellos días ocurrió en toda la tierra: Un eclipse de sol, en donde el astro principal se apagó en pleno cubriendo de oscuridad la tierra día, un fenómeno que asustó a todos los habitantes del reino, pero que sin embargo había sido vaticinado un mes antes por su compañero Nuber. Recordaba muy bien sus palabras:

_ En aquel día,  el sol comenzará a palidecer, como si  una enorme sombra ocultara su rostro, la tierra estará en tinieblas, durante muchas horas y  todos sentirán miedo, temiendo que los Dioses en su ira provoquen terribles catástrofes sobre los hombres, pero eso no es todo...Pasados otros veinte años, el fenómeno se volverá a repetir, el primero será solo la advertencia, más en el segundo entonces ocurrirá lo peor, algo que ni siquiera yo puedo presentir, pero será algo terrible.

Esas habían sido las palabras de aquel hombre y todos se rieron de ´çel cuando las dijo, todos menos el viejo Qerju, quien parecía apoyarle, aduciendo que en sus correrías por tierras muy lejanas había conocido una antigua ciudad, más bien dicho las ruinas de ella y en una columna había visto una extraña inscrición en donde se leía algo parecido, aunque en un idioma que no se conocía, pero que él había estado tratando de traducir: _ Era sin duda la Ciudad Perdida en el desierto, las ruinas de la antigua Ut, ubicada mucho más al sur de Las Tierras Ignotas,creo que allí está la clave de muchas cosas y  tan pronto termine mis estudios aquí, volveré a ella2 Había asegurado aquel Viejo Qerju.

Lo cierto que cuando se cumplió el vaticinio del joven Nuber, todos le preguntaban como había podido saberlo, pero él mantuvo su secreto durante un tiempo y sólo cuando terminó la estancia en Uve Minta y todos se prepararon para salir a recorrer el mundo como mendicantes, en la última oportunidad en donde estuvieron los cuatro juntos, Nuber les reveló su secreto, mostrándole un viejo y desteñido pergamino, les dijo:

_ Esto lo encontré en la antigua biblioteca de la ciudad de Cosanni, aquella que se encuentra en medio del desierto,está escrito en lengua qoceria antiguo, es una copia de otros de más antiguedad, en ella están escritas las profecías de los Magos antiguos, cuyo conocimiento se ha perdido con el tiempo, fue allí cuando pude conocer el lenguaje de las estrellas,  pues todo lo que sucede el los cielos, repercute aquí en nuestro mundo, entre los muchos vaticinios que ahí figuran está aquello de los eclipses solares, un fenómenos que se repite casi con precisión matemática cada dos décadas, aunque ignoro cual es la razón de aquello, es así como lo demuestran estas inscriciones en el papiro.

Fue así como los cuatro amigos, antes de separarse hicieron una promesa; La de volver a reunirse al año siguiente de producirse el próximo eclipse, los cuatro se comprometieron a juntarse, pasara lo que pasara,en la ciudad de Cosanni.

_ Estemos en donde estemos, si la predición resulta ser cierta, viajaremos hasta Cosanni para reunirnos, me imagino que dentro de dos décads todos seremos mas sabios y podremos compartir nuestros conocimientos para ayudarnos a nosotros y  a nuestros respectivos pueblos.

Esas habían sido las palabras del joven Nuber y ahora cuando faltaba muy poco para que se cumpliera el tiempo anunciado, Tolin Bsi, recordaba esa promesa y su semblante, antes sombrío y preocupado volvía a mostrar signos de alegría, sobándose sus manos con satisfacción sonreía:

_ ¡Nuber tenía razón, pronto ha de producirse un nuevo eclipse y aparte de él sólo existimos en este mundo, tres personas que lo sabemos! ¿Qué hay de malo si se puede sacar un poco de provecho de esos conocimientos?

En los días siguiente Tolin Basi concurrió al templo y comenzó a estudiar los antiguos textos que allí se conservaban, pero él sabía que para estar seguro de todo, tenía que viajar hasta Uve Minta, ya que sólo allí encontraría la clave de los enigmas que pasaban por su mente, no solo lo de aquella bella joven que se  parecía tanto a la de la estatua de La Dios Cearit ubicada en el salón principal de La Academia.Pero para viajar debía de solicitar el permiso de Ciwutt y éste podría desconfiar, pensando que tal vez el Mago estaría pensando en fugarse para salvar su vida en caso de no poder cumplir con su promesa.

Debía de tener una explicación muy convincente y pensando se le ocurrió algo.

Una idea un poco arriesgada, pero que le significaría un tremendo prestigio ante el soberano y también ante el pueblo.

Después de meditar durante toda la noche tomo la desición de llevar a cabo su plan y así, casi al amancer, recién pudo conciliar el sueño.

_