13. nov., 2016

Texto

CAPÍTULO XIII: "Tauthor".

Una importante reunión se desearrollaba en el principal edificio del Puerto de Quinsat. El hombre que la precidía estaba de pie en un improvisado podio y a su lado se encontraba un pequeño hombrecito que  parecía bastante incómodo al ser el blanco de  las miradas de todos quienes se encontraban en aquel salón.

En las afueras del edificio, en donde tiempo atrás había estado el Cuartel del Loq Ici Horsi, se agolpaba una enorme cantidad de gente, hombres y mujeres de todas las edades y condiciones. Y es que ese era un día muy especial para esa ciudad y todos se mantenían expectantes y ansiosos, lo cual se reflejaba en los rostros de los concurrentes a esa cita.

Pues ese era el díaen que se celebrraba el primer cabildo ciudadadno en aquella importante urbe.

Guardias armados controlaban el orden  y se apostaban en los principales puntos de la ciudad, muchos de ellos habían pertenecido antes al ejército de Ici Horsi, pero se habían pasado al bando triunfante una vez que se supo de la aplastante derrota de su Loq Mayor, en Las Tierras Ignotas.

La debacle producida en la aldea de Krullpor el incendio que la destruyó, contribuyó al triunfo de los rebeldes y fue así como aquel hombrón llamado Qosnar con su extraña banda de forajidos y mendigos había sido quien inició la revuelta, en los suburbios y después se fue extendiendo a toda la ciudad, los pocos hombres que se mantenían aún fiel a Ciwutt se habían refugiado en aquel mismo edificio, pero capitularon al darse cuenta de que todo el pueblo estaba en su contra,Pero Qosnar era solo un peón en aquel juego, pues el verdadero líder de los rebeldes era a quel hombre vestido de mendicante que siempre se le veía acompañado de su fiel lazarillo, Grava.

Y ahora era él, Tauthor, quien precidía aquella reunión.Pero ya no era aquel mendicante ciego y jorobado a quienes todos conocían, ahora, como por arte de magia, aquel hombre se había transformado y no solo en su aparariencia física.

Tauthor era un hombre, si no joven, a lo menos se veía en la plenitud de sus atributos físicos, lo cual no dejaba de ser algo extraordinario, si nos atenemos a que debía de ser casi de la misma edad de Tolin Basi y también de Nuberiuss, El Mago.

El hombre que precidía el Cabildo era de buena estatura, de físico delgado, pero de músculos firmes, piel morela y cabellos y ojos oscuros.¿Cómo se las arreglaba aquel para mantenerse en aquella estupenda condición física si casi siempre debía de andar caminando agachado y apoyado en su bastón de mendicante? Era un misterio, más lo cierto es que aquel hombre de mirada hipnótica que había cambiado su bastón  y su túnica de mendicante por una espada y un traje de guerrero Iusse, allí estaba , de pie y frente a su auditorio.

_ Le hablo a todo el  pueblo de Qocerit...La hora de la liberación ha llegado y nuestra querida ciudad ya ha recobrado nuevamente su libertad y esta vez de manera definitiva.Ici Horsi, el esbirro del tirano ha sido derrotado, puede que esté muerto o escondido en las selvas, su ejército ha desaparecido y los que han logrado sobrevivir huyen tratando de salvar sus vidas y otros han caído en manos de los qejviats ¡No quisiera estar en sus pellejos! Pero se lo merecen, aunque ellos no son los verdaderos culpables, pues quien sí lo es: Ya sabemos su nombre. Ciwutt, es él, quien con su desmensurada ambición está llevandoal reino a un descalabro...A una guerra innecesaria y sangrienta, cuyas peores consecuencias ha de pagarla nuestro pueblo.

Comenzaron a escucharse algunos gritos  en repudio contra Ciwutt, Tasuthor esperó unos segundos y luego prosiguió:

_Pero hoy quiero hacerles una revelación muy importante, algo que va a cambiar con toda seguridad el curso de los futuros acontecimientos.Muchos ya han escuchado ciertos rumores que andan circulando de boca en boca por las ciudades del reino...Rumores que hablan acerca de la existencia de una persona que es la leg´tima heredera al trono de Qocerit...¡Pues bien! Ha llegado la hora de  revelar la verdad...Esa heredera al trono si existe...Es ella la única sobreviviente de la masacre en donde perecieron todos los familiares del difunto Vactus III. Es una mujer y es su hija Minshia, ella, en estos momentos se encuentra a salvo en un lugar seguro, bajo la protección de nuestro querido Baschir " El Rubio", quien está  preparando un nuevo ejército para reemprender la lucha a fin de liberar a las demás ciudades del sur, primero y posteriormente a todo el reino de Qocerit.Cuando ello suceda ha de ser Minshia quien ocupe el trono que usurpa actualmente el tirano Ciwutt.

Tauthor calló, para observar el efecto producido por sus palabras, la noticia sorprendió a muchos, no tanto a otros que ya habían escuchado los rumores y ahora, éstos se veían confirmados por el hombre al cual todo el pueblo respetaba, pero que muy pocos conocían.

Después de estas revelaciones, la noticia se esparció como un reguero de pólvora por toda la ciudad de Quinsat, por los cerros y ciudades de todo el reino, cruzando el Gran Río pra llegar hasta las cumbres nevadas de las montañas Varsowots y aquella noticia comenzó a producir nuevas esperanzas entre los rebeldes de todas las ciudades.