1. dic., 2016

Texto

Capítulo XVI (Continuación)

Cuando Luwer dijo  aquello, Monzut  aplaudió.

_ Así se habla Luwer, ahora que te he conocido personalmente pienso que todo aquellas cosas que escuché decir acerca de tí, son ciertas y hasta  se quedan cortas...

_¿Y que es lo que has oído acerca de mí? Preguntó Luwer con curiosidad.

_ Pues se  cuentan grandes hazañas realizadas allá en tu pueblo, que siendo aún un muchachito lograste derrotar a rivales muy fuertes en un torneo en donde competiste con los campeones de todos los clanes. Se dice que tú eres EL ELEGIDO, del cual hablan las antiguas escrituras...Aquel que ha de reunir bajo una sola corona a todos los pueblos del Valle de Varesocor, reviviendo el antiguo imperio de Ut.

Minshia abrazó a su esposo con cariño, limitándose a agregar.

_ Tal vez sea cierto aquello de EL ELEGIDO, lo que es yo, ya lo he elegido como mi esposo y padre de nuestro hijo, eso me basta.

En los días siguientes Monzut fue nombrado también como Loq Mayor del ejército del sur, otorgándosele recursos para que incrementara el número de hombres en sus filas, así, los sobrevivientes de aquel desastre de la Colina de Lireyot fueron homenajeados como héroes por el pueblo de Quinsat.

Pero no sólo se preocuparon de incrementar sus defensas, también Tauthor activó a sus hombres claves en las distintas ciudades del pais, para que incentivaran a la gente a rebelarse,  en varias ciudades se produjeron levantamientos, pero fueron sofocados por "los ciwudios" con mucha violencia,pero ya el caldo de cultivo estaba preparado y la noticia de que en el Sur del pais ya se había proclamado a Minshia como la Reina de Qocerit se esparció por todo el reino,llegando  hasta la propia capital del reino, a la mismísima corte de Ciwutt, quien se llenó de ira:

_¡Cómo pude haber sido tan estúpido como para no darme cuenta de que me han estado engañando! Mi propia gente de confianza me ha mentido y ahora resulta que esa estúpida muchachita que se hace llamar reina se ha casado nada menos que con aquel jovencito  arrogante y fatuo al cual yo mismo elevé a la categoría de ídolo...Pero esto no se va a quedar así...¡Nilezat, ven aquí!

El Loq Nilezat se acercó, el hecho de que Gomecor se encontrara en campaña hacía que ahora él, se convirtiera en el brazo derecho del rey.

_ Quiero que me traigas a ese que se hace llamar Mago Principal del reino...A Tolin Basi y a toda su camarilla de mentirosos..Yo debí de haber acabado con ellos hace mucho tiempo, pero aún no es tarde para hacerlo.Dijo el furioso monarca.

_ Está bien Señor, ordenaré a mis hombres que busquen y apresen a ese traidor y que lo traigan hasta aquí.

Pero al parecer Tolin Basi tenía sus informantes, quienes le advirtieron del peligro a que se exponía, lo cierto que cuando los hombres de Nilezat llegaron a Ituitclot, el Mago había desaparecido y nadie sabía acerca de su  paradero.